Skip to Content

The Fetal Center

Find a Doctor


To search Houston doctors, please select a specialty & submit your Zip Code below.

Advanced Search
Search by Doctor's Name

Schedule Now

Lea la ficha técnica de Espina Bífida

Cirugía fetal para espina bífida

La espina bífida (mielomeningocele) es un defecto congénito que ocurre cuando un área de la espina dorsal de un bebé por nacer no se forma correctamente en el útero, exponiendo una sección de la espina dorsal y los nervios espinales. Esto resulta en un daño al sistema nervioso. La mayoría de los niños con espina bífida experimentan graves incapacidades a través de su vida que incluye parálisis de las extremidades inferiores o inhabilidad para caminar; dificultades en el control de los intestinos y la vejiga; anormalidades cerebrales como hernias cerebrales con hidrocefalia, también conocida como la malformación de Chiari II; y dificultades de aprendizaje.

Tradicionalmente, los infantes con espina bífida se someten una cirugía inmediatamente después del nacimiento para reparar el defecto de la espina dorsal. Los procedimientos adicionales después que nace el bebé están enfocados en tratar las complicaciones asociadas con la espina bífida. Esto puede incluir hidrocefalia, una acumulación de fluido en el cerebro (“agua en el cerebro”) que requiere la colocación quirúrgica de una derivación ventriculoperitoneal (VP) para drenar el exceso de fluido. Hoy en día, reparar la espina bífida antes del nacimiento, conocida también como cirugía materno-fetal, es considerada como una opción de tratamiento efectivo para reducir potencialmente el riesgo de estas complicaciones y mejorar el resultado en bebés afectados con espina bífida.

El Estudio MOMS

Se condujo una prueba clínica aleatoria y controlada, el Estudio del Tratamiento del Mielomeningocele (Management of Myelomeningocele - MOMS, por su siglas en inglés), para comparar los resultados de dos diferentes tratamientos para la espina bífida: cirugía abierta materno-fetal previa al nacimiento versus cirugía de reparación después del nacimiento. El estudio mostró que los infantes que fueron tratados con cirugía materno-fetal tuvieron mejores resultados cuando se comparó con aquellos que recibieron la reparación después del nacimiento. Los resultados del Estudio MOMS han demostrado que la cirugía materno-fetal es una opción para el tratamiento de la espina bífida en aquellos pacientes que cumplen con los requisitos basados en ciertos criterios relacionados con la madre y el feto. Además, los resultados del estudio han provisto información fundamental necesaria para que los médicos aconsejen con propiedad a sus pacientes sobre los riesgos y beneficios de la cirugía abierta materno-fetal. Finalmente, el estudio determinó que cerrar la espalda del feto temprano en el embarazo puede permitir que algunas funciones de los nervios sean preservadas, y que de hecho se puedan revertir ciertos aspectos de esta seria condición.

Algunos de los resultados positivos del estudio incluye:

  • La herniación cerebelosa fue vista con menor frecuencia en el grupo de reparación fetal (64 por ciento versus 96 por ciento).
  • Se requirió la colocación de una derivación VP a la mitad de los bebés que tuvieron una reparación fetal (40 por ciento versus 82 por ciento).
  • Los bebés en el grupo de reparación fetal tuvieron un mejor desarrollo neurológico que el esperado para su nivel de espina bífida.
  • Cerca del doble de los bebés en el grupo de cirugía materno-fetal caminaron sin ayuda a los 30 meses de edad, cuando se compararon con los bebés que tuvieron la reparación después del nacimiento (42 por ciento versus 21 por ciento).

Algunos de los resultados negativos incluye:

  • Los pacientes de cirugía materno-fetal nacieron tres semanas más temprano comparados con nacimientos de término normal en el grupo postnatal, en aproximadamente 34 semanas o 6 semanas antes de su fecha de parto.
  • Adicionalmente, la cirugía materno-fetal estuvo asociada con un porcentaje mayor de goteo del líquido amniótico (ruptura prematura de las membranas) en 46 por ciento de los casos, y adelgazamiento o separación de la incisión uterina en 10 por ciento y 35 por ciento de los casos, respectivamente.

El Programa de Espina Bífida Fetal

El Centro Fetal (The Fetal Center, como su nombre en inglés) en el Children’s Memorial Hermann Hospital, con médicos afiliados de la facultad en la Escuela de Medicina UTHealth, está dedicado a proveer a los pacientes y las familias de una consulta extensa y multidisciplinaria para educarlos sobre el diagnóstico fetal y proveer información sobre las opciones de tratamiento disponibles para ayudarlos a tomar la mejor decisión para sus familias. Hay materiales educacionales disponibles, incluyendo un video por Internet, que provee a las familias de información sobre la condición fetal antes de la primera consulta. Para muchas familias, esta podría ser la primera oportunidad de conocer sobre la condición a través de expertos en espina bífida después del diagnóstico.
Cuando un paciente es referido a The Fetal Center, el equipo afiliado evalúa cuidadosamente a cada paciente como un candidato potencial a una reparación materno-fetal abierta. Todos los pacientes, sin consideración de que cumplan con los requisitos para una reparación fetal, se someten a una orientación extensa con expertos multidisciplinarios en cirugía materno-fetal, cirugía fetal y espina bífida. Durante el transcurso de dos días, los pacientes conocen al equipo completo de espina bífida fetal, incluyendo a especialistas en:

  • Medicina materno-fetal
  • Cirugía pediátrica
  • Neurocirugía pediátrica
  • Orientación genética
  • Especialista en espina bífida a largo plazo
  • Neonatología
  • Anestesiología
  • Trabajo social
  • Servicios para la vida del niño

Los candidatos son aceptados para cirugía materno-fetal basándose en los criterios descritos en el Estudio MOMS. Los riesgos y beneficios tanto para la madre como para el bebé son considerados en este proceso. Los factores específicos que excluyen a la madre o al bebé a someterse a cirugía incluye, pero no está limitado a lo siguiente:

CRITERIOS DE EXCLUSIÓN FETAL

  • Las variantes de espina bífida que no son consideradas como defectos de tubo neural abierto
  • Una condición fetal significativa no relacionada al mielomeningocele
  • Cifosis, una curvatura exagerada en la espina dorsal del feto mayor de 30 grados
  • Embarazo de gemelos, trillizos o más
  • Hinchazón significativa de las piernas o evidencia de una parálisis existente

CRITERIOS DE EXCLUSIÓN MATERNA

  • Razones médicas o personales para negar a un paciente la cirugía o anestesia
  • Obesidad mórbida (Índice de masa corporal mayor a 35)
  • Incisión previa o planificada en el cuello uterino o historia documentada de cuello uterino débil
  • Un cuello uterino corto (menos de 20 milímetros por ultrasonido vaginal)
  • Parto prematuro en el embarazo actual
  • Historia de partos prematuros espontáneos en embarazos previos
  • Sangramiento en el actual embarazo o desprendimiento de la placenta, una separación total o parcial del útero
  • Aloinmunización de glóbulos rojos o plaquetas, una condición de la sangre
  • Diabetes insulina-dependiente previa al embarazo
  • Anatomía anormal del útero como fibromas uterinos
  • Infección por SIDA o hepatitis B o C
  • Incapacidad para adoptar un cambio de estilo de vida debido a actividad restringida durante la porción restante del embarazo
  • Incapacidad para viajar a The Fetal Center en el Children’s Memorial Hermann Hospital o cumplir con los requerimientos de cuidados de seguimiento

Consulta Extensa

Los pacientes en The Fetal Center son guiados a través de una variedad de exámenes especiales que incluyen, pero no están limitados a:

  • Ultrasonido fetal extenso para confirmar el diagnóstico del defecto de espina bífida, determinar la severidad de la condición y evaluar el embarazo
  • Resonancia magnética fetal para evaluar el cerebro y la espina dorsal del feto y confirmar la presencia y severidad de la malformación de Chiari II, y buscar evidencia de cualquier anormalidad neurológica
  • Ecocardiograma fetal, un escaneo extenso del corazón fetal, para eliminar la sospecha de cualquier problema con el corazón, si es necesario
  • Amniocentesis para confirmar los cromosomas normales del feto, si no se realizó previamente durante este embarazo

Cirugía Fetal Abierta para la Reparación de la Espina Bífida

La reparación fetal de espina bífida requiere de un equipo multidisciplinario de expertos. Aunque la operación es muy parecida a una cesárea, el feto no es removido del útero. Se realiza una incisión en el abdomen y el útero de la madre, lo suficientemente grande como para poder operar el defecto en la espina dorsal. El defecto de espina bífida es reparado quirúrgicamente por el neurocirujano pediátrico, de la misma forma en que se hubiera hecho después del nacimiento del bebé si la cirugía materno-fetal no se hubiera realizado. Después del procedimiento, las incisiones en la madre se cierran y se permite que el embarazo siga su curso.

Los pacientes usualmente permanecen en el hospital por 5 días después de la cirugía. A los pacientes que viven fuera de Houston se les pide que permanezcan en la ciudad por dos semanas. Después de ese tiempo son dados de alta para que sean atendidos por su perinatólogo y obstetra y se realicen ultrasonidos semanalmente. Se planifica el parto por cesárea a las 37 semanas de gestación.

El cuidado de un paciente sin nacer con espina bífida no termina con la cirugía fetal. The Fetal Center ha establecido una colaboración con el Hospital Shriner para Niños en Houston, un programa de espina bífida mundialmente reconocido. A los pacientes se les alienta a continuar con su cuidado a largo plazo en una clínica dedicada a espina bífida en su área para que continúen el tratamiento de los síntomas.

Liberación de responsabilidad: A la vez que los resultados primarios del Estudio MOMS son alentadores, estos resultados fueron logrados con un significativo riesgo materno y fetal al grupo de cirugía fetal. Es importante para cualquier madre considerando una cirugía fetal abierta para reparar el mielomeningocele que entienda los riesgos que corre con su actual embarazo y todos los futuros embarazos.

Conozca al equipo

El equipo afiliado a The Fetal Center incluye a cirujanos fetales multidisciplinarios expertos con extensa experiencia en reparación de mielomeningocele fetal (MMC, por sus siglas en inglés), incluyendo especialistas en medicina materno-fetal, cirugía pediátrica y neurocirugía pediátrica. A través de la colaboración con el Hospital de Niños Shriner en Houston, se les provee a los pacientes de espina bífida acceso al más extenso y avanzado cuidado a largo plazo para niños con espina bífida.

Cirugía fetal

Michael W. Bebbington, M.D., M.H.Sc. – Director, diagnóstico prenatal y escaneo fetal; Profesor de Obstetricia, Ginecología y Ciencias Reproductivas en la Escuela de Medicina UTHealth

Experiencia en MMC: El Dr. Bebbington ha atendido a más de 100 pacientes y ha participado en la cirugía fetal para pacientes de espina bífida en el Hospital de Niños de Filadelfia como uno de los principales especialistas en el Estudio MOMS.

Kenneth J. Moise Jr., M.D. – Co-director de The Fetal Center; Profesor de Obstetricia, Ginecología y Ciencias Reproductivas y Cirugía Pediátrica de la Escuela de Medicina UTHealth

Experiencia en MMC: El Dr. Moise lideró el programa de cirugía materno-fetal en la Universidad de North Carolina y realizó 10 operaciones fetales abiertas para MMC antes del Estudio MOMS.

KuoJen Tsao, M.D. – Co-director de The Fetal Center; Profesor Asociado de Cirugía Pediátrica y Obstetricia, Ginecología y Ciencias Reproductivas de la Escuela de Medicina UTHealth

Experiencia en MMC: El Dr. Tsao completó una residencia en intervención fetal en el Fetal Treatment Center de la Universidad de California, San Francisco, durante el inicio del Estudio MOMS y participó en las primeras cirugías materno-fetales para espina bífida.

Neurocirugía Pediátrica

Stephen Fletcher, D.O. – Profesor Asociado de Neurocirugía Pediátrica en la Escuela de Medicina UTHealth

Experiencia en MMC: El Dr. Fletcher realizó la primera operación de reparación de MMC en Texas. Es el neurocirujano pediátrico con más experiencia en esta operación en la región. Sus intereses de investigación incluye el estudio de la malformación Chiari en niños.

David Sandberg, M.D. – Profesor, Jefe de Neurocirugía Pediátrica de la Escuela de Medicina UTHealth

Experiencia en MMC: La experiencia del Dr. Sandberg incluye reparación fetal de anomalías congénitas en la espina dorsal con enfoque en endoscopia para hidrocefálicos.

Manish Shah, M.D. – Profesor Asistente de Neurocirugía Pediátrica en la Escuela de Medicina UTHealth

Experiencia en MMC: La experiencia clínica del Dr. Shah incluye reparación fetal de anomalías congénitas en la espina dorsal

Cuidado de Seguimiento a Largo Plazo, Clínica de Espina Bífida

Lynette J. Mazur, M.D., M.P.H. – Directora Médica de la Clínica de Espina Bífida en el Hospital de Niños Shriner en Houston, y Profesora de Pediatría en la Escuela de Medicina UTHealth.

Experiencia en MMC: La Dra. Mazur dirige el equipo multidisciplinario que provee cuidados a largo plazo a niños con espina bífida, incluyendo uno de los más avanzados laboratorios de la marcha en los Estados Unidos. Ha estado al cuidado de niños con espina bífida por más de 10 años.

Referencias

Para referir a un paciente, llame al 832.325.7288 o llame gratis al 1.888.818.4818.

Correo electrónico: TheFetalCenter@memorialhermann.org

Para más información y para ver un video educacional sobre la condición, visite childrens.memorialhermann.org/the-fetal-center/fetal-espina-bifida/